La historia de Kelvin: Se hizo cargo de su familia e iba a denunciar a su tío

La historia de Kelvin: Se hizo cargo de su familia e iba a denunciar a su tío

noviembre 4, 2021 0 Por CAP

 Kelvin José Moreno, a sus 15 años recién cumplidos, le tocó hacerse cargo de sus tres hermanitos menores, entre estos una de 9 años y otra de 12.

 

Redacción

Su madre se fue para Colombia y los dejó solos en su casa. Él y sus hermanitos eran vistos a diario en los diferentes locales comerciales de la urbanización Altos del Sol Amado en Maracaibo. Vivían en una barriada ubicada frente a la delegación del Cicpc-Zulia, en la vía al aeropuerto La Chinita y de allí salían temprano a buscar alimentos, dijo uno de los vecinos de ese conjunto residencial.

«Los comerciantes de esa zona les cogieron cariño y los ayudaban». Agregó el entrevistado.

Hace un poco más de un mes, ante la precaria situación, las dos hermanitas decidieron irse a casa de su abuela materna en San José de Perijá. En esa región, al parecer en una finca, comenzaría la pesadilla para la mayor de las niñas.

Presuntamente su tío-abuelo, aprovechó la condición de desamparo de la menor y comenzó a abusar sexualmente de ella. Se desconoce a través de que vía Kelvin José se enteró de lo que ocurrió y fue por ellas. Se las trajo nuevamente a Maracaibo y estaba dispuesto a denunciar a su tío-abuelo.

La semana pasada al adolescente le ofrecieron trabajo en una hacienda en Perijá y el domingo partió hacia allá. Por ahora no se sabe si se trató de una trampa que le tendió su pariente. El caso es que al arribar a San José de Perijá, este hombre, a quién él pretendía denunciar lo vio.

El martes en la mañana el sujeto lo llamó a un determinado sitio. Allí lo asesinó de un disparo y luego se quitó la vida de la misma manera.

Quienes conocieron Kelvin, comentaron que este había dicho que quería trabajar para comprarle algo a su hermanito en navidad. Cuando lo llamaron a laborar en una finca, vio la oportunidad de cumplir ese deseo para ayudar a su familia pero lamentablemente, su tío-abuelo, no sólo acabó con sus sueños sino con su vida.