Todo fue una broma: La historia del ”fantasma” del sanatorio  Finochietto en Argentina

 

Finochietto se convirtió este martes en ‘trending topic’ después de que dos videos de las cámaras de seguridad de este sanatorio, ubicado en la ciudad argentina de Buenos Aires, se hicieran virales en las redes sociales.

 

El motivo fue que lo que se vislumbraba parecía un fenómeno paranormal. En las imágenes se aprecia a un guardia de seguridad sentado. En un momento dado, las puertas de ingreso se abren solas y es entonces cuando el guardia atiende a una persona, le abre la cinta para que pase, le toma los datos, le da indicaciones e, incluso, le ofrece una silla de ruedas.

Pero todo eso sucede mientras no se observa a nadie más en el lugar, es decir, el interlocutor del guardia de seguridad no aparece en las imágenes. Esta extraña escena despertó todo tipo de hipótesis sobre lo ocurrido, como que podía tratarse del espíritu de una mujer que acababa de fallecer en la novena planta de ese sanatorio.

“Las imágenes son ciertas, pero la historia no”, es una de las frases de las fuentes a cargo de la investigación que recoge el periódico La Nación y que explican que, al parecer, la hipótesis más factible es que se tratara de una broma.

Una puerta estropeada y varias casualidades

El suceso con la puerta se explica porque en el momento de los hechos estaba rota y se abría esporádicamente sola. De hecho, durante las diez horas de esa noche se abrió un total de 28 veces. Y es, precisamente, a partir de esa apertura automática cuando comienza esta historia.

En ese momento el guardia de seguridad, que pertenece a una empresa externalizada, se encontraba solo, aunque debía estar acompañado de otras dos personas: una compañera, que en esos momentos se encontraba realizando otras tareas; y un trabajador del departamento de admisiones, que en ese instante había ido al baño.

 

Aunque se aprecia cómo el hombre parece atender a una persona, en realidad el guardia no registró a nadie en su cuaderno, por lo que parece que al final se trataría de “una broma de mal gusto”, según las fuentes de La Nación.

Ahora, el sanatorio ha abierto una investigación, para la que todavía se están recabando datos. Lo que aseguran es que “no se trata de ningún fenómeno paranormal”, aunque se están tomando medidas para garantizar la seguridad del sanatorio.

Fiesta y Diversión

Encuentra aquí dónde se prende la fiesta nocturna, la información de los eventos más cool
Click aquí

Lo más reciente