Insólito a odontóloga  venezolana le robaron la vida por dos años

Insólito a odontóloga  venezolana le robaron la vida por dos años

enero 12, 2023 0 Por Marco Hernández

Martha Hidalgo es una odontóloga venezolana cuyas fotos eran publicadas en redes sociales en Colombia por un perfil llamado Sara Manuela desde hace dos años .

Y es que detrás del perfil de Instagram (@saramanuelag11),  se esconde una historia de mentiras que  salió a la luz  y que cuenta como una joven colombiana creó una historia, a partir de las imágenes y la vida que llevaba en su perfil, la venezolana Martha Hidalgo, con lo cual   hizo caer a varios hombres y mujeres. Los más afectados fueron unos jóvenes que creyeron tener una relación con esta persona a quien solo veían por fotos.

 

 

Redacción:  Cortesía Diario El Colombiano y El Pulzo

Martha Hidalgo tiene 24 años, es odontóloga, vive en Venezuela y nunca ha viajado a Colombia, pero desde hace dos años sus fotos han estado en la cuenta de Instagram de una mujer colombiana que se hace llamar Sara Manuela en sus redes sociales.

Todo estuvo en el anonimato hasta que Martha, en la noche del martes, contó en el perfil de Instagram de su suplantadora que ella era la verdadera mujer y que la estaban suplantando. En entrevista exclusiva con El Colombiano, contó su versión de los hechos.

¿Cuánto tiempo te estuvo suplantando?

“Ella estuvo suplantando mi identidad desde hace dos años. Esta cuenta está activa desde agosto de 2021, pero tenía fotos que fueron desde antes de esa fecha. Eso me da para pensar que pudo tenerla desde hace más tiempo, pero sí tiene fotos desde hace dos años”.

En el video dijiste que no le ibas a poner una denuncia a ella, ¿por qué?

“No quise denunciarla en primera instancia porque ella me dijo que estaba en tratamiento psiquiátrico y en el momento quise ser empática con ella para que no se hiciera daño. En ese momento le dije palabras bonitas, le hablé bien, le ofrecí mi apoyo por si lo llegaba a necesitar, y luego la cosa se fue agravando y entendí que su situación mental no tiene por qué afectarme a mí, porque ella lo hizo de manera consciente durante aproximadamente 2 años.

Sin embargo, ahora que he recibido información, ayuda de psicólogos, abogados, y otras personas que saben sobre el tema, tomé la decisión de colocar una denuncia formal sobre esto debido a que su situación mental no la priva de que estuviera cometiendo un acto ilegal”.

¿La demanda ya está en pie, ante qué autoridades la vas a presentar?

“Todavía no la he hecho, pero sí pienso ponerla mañana. Yo me estoy asesorando bien de si hacerla en Venezuela o cómo hacerla llegar a Colombia. De hecho, abogados colombianos se han contactado para asesorarme”.

¿Cómo te diste cuenta de que te estaba suplantando e hiciste el primer contacto con la mujer que manejaba la cuenta de Sara Manuela?

“La verdad yo no me di cuenta, sino que un día una persona me escribió, me dijo su nombre, y me dijo que lo hacía porque una persona en Colombia estaba utilizando mis fotos, suplantó mi identidad y la estaba utilizando en un perfil de Instagram, y un enamorado de ella la descubrió, la enfrentó y le dijo que la persona real de la foto era Martha Hidalgo de Venezuela, y en ese momento fue que yo empecé a intentar contactarla”.

¿Cómo fue el primer encuentro de videollamada con ella?

 

 

“El primer encuentro fue por videollamada porque cuando me di cuenta de que Sara Manuela se había hecho pasar por una cliente de mi mamá y teníamos el contacto de ella, intenté llamarla de mi número y del de mi mamá y nos tenía bloqueadas, y luego ella nos envió un mensaje diciendo que tenía dos llamadas perdidas de ese número. Yo le envié un video, le dije que sabía quién era y le dije que necesitaba que habláramos. Ella me dijo que estaba en la universidad, que habláramos luego, y en 20 minutos me escribió a mi número personal y me hizo la videollamada. En un momento mostró el rostro y luego no. Ahí me contó que tenía un problema mental, que había trabajado en su aspecto físico y me mostró fotos de su antes y después”.

¿Está en tratamiento con el psicólogo?

“Ella me dijo que estaba en tratamiento psiquiátrico, que sus papás lo sabían, que estaban tratando su enfermedad mental, aunque no sabían que tenía un perfil falso”.

¿Cuánto tiempo pasó desde que hubo ese primer contacto que tiene con ella y este momento en el que el caso se vuelve viral?

“La primera vez que me contacté con ella fue en octubre de 2022, en ese momento yo fui solidaria con ella, le mostré mi apoyo, no la denuncié, hablé con mi familia, ella me dijo que iba a cerrar la cuenta. En ese momento todo estaba bien para nosotros. Ella me había bloqueado a mí, a mis amigos, a mis familiares más cercanos y yo no me había percatado de que ella había vuelto a abrir la cuenta”.

“Todo se trató de una broma y no pensé que tuviera trascendencia”, Mike Jambs sobre el supuesto tatuaje de “Messi”

¿Cómo se dieron cuenta de eso?

“Yo me di cuenta de que el perfil seguía activo porque una amiga de un amigo de Colombia, le dijo que el perfil seguía activo. Cuando yo lo busqué en mi cuenta no me aparecía. Tampoco a mis amigos más cercanos porque los tenía bloqueados. Seguimos intentando hasta que en el Instagram de un amigo que no tenía bloqueado sí apareció el usuario. El perfil estaba privado y ella solo tenía una imagen, que era un meme, pero en los reels todavía había contenido de mi persona y ella había montado una historia hacía 21 horas, lo que indicaba que en efecto la cuenta seguía activa”.

¿Entonces ahí fue que la contactaste por segunda vez?

“Sí, en ese momento la desbloqueé de mi WhatsApp y la contacté de nuevo. Yo estaba molesta. Le pregunté por qué la cuenta aún seguía activa, y ella me comentó que no sabía que los reels seguían ahí, que ella creía que había borrado todo, y que había vuelto a abrir la cuenta porque la quería vender. En ese momento tenía más de 2.000 seguidores, y me dijo que en Colombia vendían la cuenta para emprendimientos. Yo no le creí”.

¿Entonces qué pasó?

“Seguimos hablando y ella me dijo que me iba a entregar las contraseñas de la cuenta para que yo las cerrara por mi cuenta. Ella se demoró más de media hora para compartírmelas. Supongo que en ese momento estaba terminando de borrar las publicaciones y las conversaciones recientes que tuvimos. Me pasó la clave, yo ingresé a la cuenta y no sabía si cerrarla o no. La dejé abierta un día”.

¿Y no te picó la idea de hacer alguna publicación?

“Sí, de hecho subí una historia y tuvo muchas reacciones la historia. Muchas personas empezaron a escribir que por qué se había desaparecido tanto tiempo, que por qué había dejado de responder, es decir que la gente sintió la ausencia de ella y muchas personas le habían escrito. Entonces yo me di cuenta de que había muchas personas involucradas con ese perfil, por lo que pensé que no solo debía cerrarlo, sino que debía dar a conocer la historia”.

¿Esta persona solo tenía el perfil de Instagram en tu nombre?

“No, en ese momento me di cuenta de que también había creado un perfil de Instagram de mi mamá, de una prima que hacía pasar como mi hermana. También tenía una cuenta de WhatsApp mío, de mi hermana, de mi mamá, entonces fue en ese momento en que decidí hacer las historias que se hicieron virales porque si yo solo cerraba la cuenta ella, igual podía seguirse manteniendo en contacto con otras personas por redes. Hice las historias para que esas personas se enteraran de que Sara Manuela nunca existió”.

¿Sara Manuela estafó a alguna persona?

“Hasta donde sé, y por eso también les pedí a las personas de Instagram que me contaran sus historias con ella, no ha estafado a ninguna persona, lo que sí sé es que le rompió el corazón a varias personas. Dejó tiquetes de avión comprados. Hizo que una persona terminara una relación real, de un chico que se enamoró de ella y terminó con la novia. También una persona le compró unos accesorios, pero ella nunca recibió los regalos porque no dio la dirección de su casa”.

¿Qué te dijeron esos enamorados de Sara Manuela?

“Hubo uno que me dijo que le parecía muy chistosa la situación porque sentía que me amaba, pero era consciente de que nunca había hablado conmigo y yo en ese momento me quedé en shock porque no sabía cómo responder ante esta situación, pero le expliqué el asunto, él me dijo que había comprado unos pasajes a la persona, pero que no llegó al aeropuerto, pero no sé con qué datos lo compró o si en realidad se dio o no”.

¿Qué enseñanza te deja esta experiencia?

“Mi mensaje es que nada de lo que se ve en las redes sociales es real, que podemos estar tristes, deprimidos, mal con nuestra apariencia física y aun así subir fotos sonriendo, pero esto no es real. Instagram es una fachada donde siempre vamos a mostrar el lado positivo, pero hay que tener en cuenta que cada persona tiene sus problemas, porque como Sara Manuela pensó que mi vida era perfecta, tal vez no era real. Yo he tenido momentos en los que no me he sentido cómoda con mi cuerpo”.

Esta fue la versión de los hechos que Martha Hidalgo le dio a El Colombiano sobre lo que sucedió con el caso de Sara Manuela, la persona que la suplantó en las redes sociales.